San José

Sierras de Mahoma

Sierras de Mahoma

Los orientales dejaron su huella por las Sierras de Mahoma durante el éxodo que encabezó el prócer de la patria, José Gervasio Artigas. Y esa es tan solo una de las atracciones que tiene una visita guiada por estas tierras, con paisajes únicos, cuevas, lagos y senderos. El lugar también fue escenario de la guerra de 1904, entre las filas de los partidos políticos Nacional y Colorado. Atracciones como la muralla de piedra, en un contexto natural de vegetación y fauna autóctona, conviven con lugares energéticos ideales para la meditación. El recorrido se puede realizar por cuenta propia, pagando una mínima suma, o bien contratando un guía, ya sea para una persona o para un grupo. El paseo guiado insume entre 90 y 120 minutos. También se pueden hacer recorridas a caballo o disfrutar de la zona de camping y fogones de que dispone. La entrada a las sierras es por la posada, en el kilómetro 126 de la ruta 23.

Balneario Kiyú

Balneario Kiyú

A 14 kilómetros de la ruta 1 (entrando a la altura del kilómetro 61), Kiyú ofrece una atractiva costa sobre el Río de la Plata, con arenas blancas coronadas por barrancas de hasta 50 metros. Es un lugar de aguas calmas, apto para toda la familia. Además, los más aventureros pueden internarse en las barrancas por algunos senderos agrestes. Los puntos más altos son elegidos por parapentistas y aladeltistas.

Boca del Cufré

Boca del Cufré

“Playa Natural de Gestión Ambiental Certificada”. Con ese título que se ha ganado el balneario Boca del Cufré, se garantiza la buena calidad del agua, la arena, los servicios y la seguridad. Está ubicado en la desembocadura del arroyo Cufré, en el Río de la Plata. Además de ser un lugar excepcional para bañistas, se pueden desarrollar actividades como canotaje, pesca y camping. Acceso desde el kilómetro 100 de la ruta 1.

Teatro Macció

Teatro Macció

Con una acústica espectacular y una magnífica visibilidad desde cualquier punto de la sala, el teatro Bartolomé Macció se erige en la capital de San José como un bastión de la cultura maragata y nacional. Tiene la particularidad de que sobre su escenario cantó Carlos Gardel por última vez en Uruguay. Al acceder a sus instalaciones, sorprenden el pesado telón de felpa italiana y una araña de cristal de Murano de gran tamaño, que recuerdan la opulencia de antaño. La sala fue inaugurada en 1912, con palabras del poeta Juan Zorrilla de San Martín, ante la mirada atenta de autoridades y personalidades de la cultura nacional. Desde entonces, ha sido escenario de obras de teatro, cine y hasta de bailes. Testigo de los vaivenes de un siglo, el teatro Macció estuvo cerrado entre 1965 y 1973 por su deterioro, pero en 2010 fue protagonista de una restauración completa, para volver a reinar como un escenario de primer nivel internacional. Dirección: 18 de Julio y 25 de Mayo (San José).