Especial para trekking

Si el enfoque de una escapada es deportivo, a continuación ofrecemos una lista de lugares que invitan a largas caminatas. Se trata de paisajes rurales, serranos e incluso, hasta desérticos en los que se puede desarrollar largas caminatas no exentas de cierto grado de dificultad.
Valle Edén y Laureles (Tacuarembó)

Valle Edén y Laureles (Tacuarembó)

Tacuarembó cuenta con zonas muy atractivas para los amantes del trekking. Valle Edén es un lugar perfecto para una caminata en medio de la naturaleza pero que también presenta saltos de agua, e incluso allí se encuentra el museo Carlos Gardel. Además, en el departamento también se halla Laureles, un destino con espacios naturales sorprendentes dotados de cascadas y quebradas con zonas aptas para bañarse. Cabalgatas, avistamiento de aves, baños en ollas de agua cristalina y muchas otras aventuras se ofrecen a los excursionistas. 
Cómo llegar: Valle Edén (ruta 26, km 208). 
Laureles (dirigirse al kilómetro 407 de la ruta 5, y de allí ingresar 40 kilómetros).

Sierra de las Ánimas (Maldonado)

Sierra de las Ánimas (Maldonado)

La Sierra de las Ánimas es uno de esos secretos dignos de ser descubiertos. Esta cordillera se ubica en el kilómetro 86 de la ruta Interbalnearia, frente al parador Los Cardos, y para acceder a ella hay que pagar entrada. La mejor alternativa es hacer una visita guiada a través del servicio Red Ánimas (redanimas@gmail.com), que ofrece diversos tipos de paseos. Estos varían en función de los diferentes grados de dificultad e intereses.
(www.sierradelasanimas.com)

Valle del Lunarejo (Rivera)

Valle del Lunarejo (Rivera)

Un destino poco conocido en el país es el Valle del Lunarejo, con paisajes únicos, dominado por cascadas y formaciones de piedra sorprendentes. Se ubica 65 kilómetros al sur de la ciudad de Rivera (450 kilómetros al norte de Montevideo) y se trata de un área protegida, de 20 mil hectáreas, que conforma un corredor biológico para especies de flora y fauna subtropicales. Dotado de valles y quebradas, los saltos de agua, los paredones de piedra y una frondosa vegetación se adueñan de la escena, hábitat de animales típicos de la zona, como osos hormigueros chicos, gatos margay, coatís y bandurrias amarillas. Asimismo existen unas 150 especies de aves, entre las afincadas en el lugar y las migratorias. Entre los cursos de agua se destaca el arroyo Lunarejo, de una belleza sin igual en Uruguay. Otro atractivo de la zona es el trabajo de sus artesanos, que utilizan en sus obras los elementos que la naturaleza les proporciona. Lana, cuero y plantas nativas son parte de la materia prima para sus creaciones de indumentaria y otros artículos. Igual dedicación reciben los alimentos caseros de Lunarejo, entre los que se destacan los dulces, las conservas y la extracción de miel de gran calidad.
Cómo llegar: se debe tomar la ruta 5 rumbo a la ciudad de Rivera. Antes de llegar a ella se debe desviar hacia ruta 30 hasta el kilómetro 238, donde se encontrará el ingreso al valle.

Paseo por las dunas (Rocha)

Paseo por las dunas (Rocha)

Hay formas muy diferentes de disfrutar un paseo por las dunas. El primero es algo cómodo y consiste en ingresar en vehículos 4x4 desde la terminal de entrada a Cabo Polonio hacia el paradisíaco pueblo costero. Se trata de un paseo entre las dunas que insume unos pocos minutos, pero que permite disfrutar del viaje entre los médanos. La otra alternativa es algo más trabajosa e implica un esfuerzo mayor. Consiste en cruzar el arroyo Valizas y comenzar por ahí una larga caminata a través del mar de dunas (en un escenario realmente desértico). Este camino tiene una extensión de unos 10 kilómetros y aparte de usar protección para el sol es necesario llevar agua. 
Cómo llegar: por Cabo Polonio (ruta 10, km 264,5). 
Por Valizas: tomar ruta 9 hasta el kilómetro 265, allí se continúa por la ruta 16, y antes de llegar a Aguas Dulces tomar ruta 10, por donde se debe recorrer una distancia de unos seis kilómetros hasta la entrada de Valizas.