En familia

En vacaciones no todo es sol y playa, también es necesario armar planes que contemplen a toda la familia, en especial a los más pequeños. A continuación presentamos una serie de actividades que involucran juegos, contacto con la naturaleza y diversión.
Parque Nacional de Santa Teresa (Rocha)

Parque Nacional de Santa Teresa (Rocha)

Es uno de los espacios más completos que ofrece Rocha. Este Parque Nacional tiene una hermosa playa, una fortaleza de la época colonial que se mantiene en perfecto estado y que es posible visitar, un parque con una reserva de animales, una zona de juegos para niños y un camping de grandes dimensiones y completos servicios. Esto hace que sea un lugar perfecto para visitar en familia, aunque en verano el público joven es muy popular. A todo esto se suma la posibilidad de visitar el cerro Verde (un suave cerro ubicado frente a la costa en el que se pueden ver restos fósiles, aves migratorias, ballenas, lobos marinos y tortugas marinas). Además, frente al parque está la estación biológica Potrerillo de Santa Teresa, un lugar perfecto para el avistamiento de aves. Al Parque Nacional de Santa Teresa se accede por el kilómetro 302 de la ruta 9.

Parque Rodó (Montevideo)

Parque Rodó (Montevideo)

Este es el paseo de atracciones mecánicas más tradicional de la ciudad. En la rambla y Sarmiento –frente a la playa Ramírez– se encuentra una extensa área de juegos orientados al público joven, que incluye una montaña rusa, la rueda gigante y el más característico de los entretenimientos, el llamado Gusano Loco, casi un personaje de la ciudad. Los más chicos tienen un espacio a su medida a unos 300 metros de allí, en la intersección de 21 de Setiembre y bulevar Artigas, donde pueden encontrarse calesitas, autos mecánicos y juegos más apropiados para niños pequeños.

Parque El Jagüel (Punta del Este)

Parque El Jagüel (Punta del Este)

Los animales tallados en madera que pueden observarse en este parque son un clásico de Punta del Este, y el recorrido de este espacio verde constituye una de las visitas pensadas a la medida de los niños que vacacionan en este balneario. Se trata de un enorme parque donde los pequeños pueden jugar con estas esculturas de madera, pero además cuenta con juegos y ofrece la posibilidad de alquilar caballos para recorrer el predio. Ubicación: Av. Aparicio Saravia, camino La Barra.