Colonia

Carmelo


Puente giratorio

Puente giratorio

Construido en 1912, es una gran obra de ingeniería del siglo XX y se lo considera el primer puente giratorio de América del Sur. Operado manualmente, circulan por allí turistas y locales, ya que constituye la vía indispensable para conectar la ciudad de Carmelo con el litoral norte, este y sur de Uruguay. Fue construido por una firma alemana y consta de 82 metros de hierro que se erigen sobre el Arroyo de las Vacas.

Las viñas

Las viñas

Carmelo presenta una ruta del vino variada que se adapta a cada preferencia y paladar. Para quienes buscan una experiencia completa, Narbona, que posee un hotel (reservas@narbona.com.uy) y restaurante donde ofrece los productos de su bodega y tambo, podría ser la elección indicada. En tanto, en la bodega de la Familia Irurtia (www.irurtia.com.uy) el visitante podrá apreciar la enormidad y cantidad de barricas que genera una producción masiva; al igual que en Los Cerros de San Juan (www.loscerrosdesanjuan.com.uy), cuyo predio en sí mismo amerita una visita. Pero si el turista ansía una experiencia familiar y desea ver el proceso de elaboración del vino, El Legado Bodega Boutique (fan page deFacebook: “El Legado” Bodega Boutique) es imperdible. Almacén de la Capilla - Bodega Cordano (http://almacendelacapilla.wix.com/almacendelacapilla) ofrece sus productos en la tienda y hasta cuenta con una habitación con una espectacular vista a las viñas. Por su parte, la Posada Campotinto (http://posadacampotinto.com/en) es otra opción para comer, hospedarse o degustar los vinos; por ejemplo, con un pícnic entre las viñas.

Colonia del Sacramento


El faro y las ruinas del Convento

El faro y las ruinas del Convento

Las ruinas del Convento de San Francisco, que fue creado en 1694, revelan la arquitectura típica de la época colonial. Los vestigios de esta obra sobrevivieron a un incendio ocurrido en 1704 y son suficientes para permitir imaginar lo que fue la estructura del edificio. Dentro del convento se ubica la Capilla de la Concepción. Este templo, que se erigió en una torre, se convirtió luego en el faro de la ciudad, el cual comenzó a ser construido en 1845 por los soldados de Juan Manuel de Rosas. Sin embargo, la Guerra Grande obligó a detener abruptamente esta obra. En el año 1855 la construcción fue retomada, y dos años después, en 1857, terminada. Visitar el faro no solo permite entrar en contacto con un testimonio de la historia, sino también disfrutar de una de las vistas más privilegiadas de Colonia. La cámara de fotos resulta, entonces, una condición excluyente para realizar este paseo.

Calle de los Suspiros

Calle de los Suspiros

Esta callecita adoquinada y estrecha constituye un símbolo de la ciudad de Colonia. Y además de tener un encanto particular, debido a la belleza de las construcciones que allí se erigen, presenta una oferta gastronómica única a pocos pasos de la costa. Desde su ángulo se aprecia el río, y en los días ventosos se genera una corriente que acaricia a los transeúntes. En estos casos, el abrigo es el mejor aliado.

Portón de campo

Portón de campo

Fue reconstituido entre los años 1968 y 1971, y presenta señas de lo que fue su puente levadizo. Hasta mantiene las tachas de bronce en sus piedras, que revelan el nivel en el que se encontraba la muralla en la época colonial. Este portón es un ícono de Colonia del Sacramento. Al pasar por allí notará una especial conglomeración de turistas que buscan la foto perfecta con este testigo de la historia.

Plaza de Toros Real de San Carlos

Plaza de Toros Real de San Carlos

La Plaza de Toros Real de San Carlos es otro ícono de la ciudad. Ubicada a unos cuatro kilómetros del barrio histórico, esta enorme estructura es hoy sostenida por soportes. La obra es de estilo mudéjar y su arena de pasto está rodeada por una tribuna. Fue realizada por el arquitecto José Marcovich e inaugurada en 1910. Solo ocho corridas oficiales tuvieron lugar en este sitio, ya que fueron prohibidas en 1912 por el presidente José Batlle y Ordóñez. A mediados de la década de 1930 se realizaron esfuerzos para reanudar las corridas únicamente en este departamento, y particularmente en esta plaza, pero el proyecto fracasó.

Colonia al Este


Nueva Helvecia

Nueva Helvecia

Este es un centro marcado por la cultura de inmigrantes suizos que llegaron a esta zona del departamento de Colonia con muchas de sus tradiciones a cuestas. Además de los detalles arquitectónicos, el pueblo se destaca por la calidad de sus quesos elaborados de modo artesanal. Ubicación: ruta 1, km 121.

Colonia Valdense

Colonia Valdense

Esta colonia de inmigrantes piamonteses fue fundada a mediados del siglo XIX y es uno de los pueblos más exóticos de Colonia. Para conocer la historia del lugar, nada como visitar el museo Valdense. Pero si lo que se busca es descansar, el lugar también cuenta con el Club Náutico Concordia, sobre el río Rosario. Ubicación: ruta 1, km 121.